Inicio
 

ESENCIAS FLORALES Y DE NUEVA GENERACIÓN

 

“No te dejes inducir a error por la simplicidad de estos métodos, porque cuanto mas avances en la búsqueda, mas consciente serás de la simplicidad de todo lo creado” E.Bach

Para conocer el origen de las esencias florales debemos remontarnos a la década de los años 30 cuando el doctor Edward Bach (un médico Gales) las descubrió. En aquel momento se adelantó a su época buscando remedios que condujeran a una “ verdadera curación”. El pensó que casi todas las molestias y enfermedades tienen su origen en el alma y que suelen ser la expresión de una escasa alegria de vivir, de la insatisfacción interior y de las emociones que nos agobian. Su objetivo fue “ayudar” a sus pacientes a recuperar la armonía interior y de esta manera privar a las enfermedades del terreno donde echar raíces. Desarrolló las primeras 38 <<esencias florales clásicas>>. Desde entonces se han utilizado en todo el mundo.

A partir de la década de los 70, se han estudiado muchas otras flores y esencias extraidas de la madre tierra, recogidas en diferentes regiones del planeta y por diferentes personas. Estas nos resultan muy beneficiosas, sobre todo en situaciones cotidianas y para los problemas de nuestros tiempos modernos. Se las denomina <<esencias de la nueva generación>>.

Todo este conjunto de esencias nos ayudan a que nuestro corazon y nuestra mente se pongan uno al servicio de la otra para restablecer el equilibrio perdido y así ser capaces de poder experimentar sin miedos, sin tristezas, ni culpas, ni dolor, desde el autoconocimento y autorreconocimiento sincero de nosotros mismos, la magia de vivir libremente.

Se ha comprobado según la medicina Bioenergética que las esencias extraen información muy debilitada y sin forma (miedos, dudas, angustias, pensamientos nocivos, enfermedades) emitiendo una vibración que hace resonar en nuestro cerebro, desde el bulbo (zona visceral) a la hipófisis (zona física) para posteriormente ir al neocortex (centro mental del nuevo pensamiento). Consiguiendo así transformar éstas para recuperar el equilibrio emocional.

La terapia vibracional con esencias de la madre tierra cubre un amplio espectro, teniendo su origen en las primeras descubiertas por el doctor Edward Bach, pasando por esencias de gemas, hongos y setas, flores silvestres, cactus, orquídeas, rosas, del mar, de animales (delfines, ballenas,...) y un largo etc. .

 

Todos los derechos reservados ® 2006 - Email: info@nurianavarrete.com - Diseño por Maranú